Noticias

Dos corazones bombean a la vez

El hospital Puerta del Hierro realiza por primera vez desde que se creó el programa en 1984 un par de trasplantes simultáneos en medio de las dificultades de la tercera ola de la pandemia.

 

Era viernes, a la hora del almuerzo, cuando la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) avisó de que había un donante de corazón compatible con el paciente A, un enfermo en estado crítico. El equipo de cardiología del hospital Puerta de Hierro de Madrid se puso en marcha de inmediato para llevar a cabo una operación a la que están más que acostumbrados después de 969 intervenciones en las casi cuatro décadas de existencia del servicio. Esa es su rutina. Lo que no ocurre nunca, aunque esta vez ocurrió, es que a los pocos minutos llamen de nuevo ofreciendo un segundo órgano para otro paciente grave. Era la primera vez, desde que comenzó el programa en 1984, que el hospital se enfrentaba al trasplante simultáneo de dos corazones.

El paciente A tiene 55 años. A principios de diciembre sufrió un infarto masivo y desde entonces vivía conectado a una máquina. Su única opción de seguir con vida era recibir un trasplante. En dos ocasiones anteriores le avisaron de que habían encontrado un donante y comenzaron a prepararle para entrar en quirófano, pero al ir a comprobarlo en persona los médicos habían descubierto que el corazón no era apto. Esta era su tercera intentona, tenía que salir bien. El paciente B, un joven de 25 años, llevaba tres meses en la UVI y hacía poco que había estado muy grave. Los dos pacientes tenían en común el estar en la lista de urgencia cero, los más críticos, los que tienen prioridad en un listado nacional.

Sobre el papel parecía poco probable que el programa de trasplante cardiaco se tuviera que enfrentar a un reto como este. Dos donantes cercanos, de grupos sanguíneos compatibles, con corazones de parecido tamaño y que no ofrecieran otras complicaciones médicas. Pero pasó, y pasó en tiempos de Covid. Al centenar de profesionales que suele participar en una de estas operaciones se sumaron otros cincuenta de día libre a los que se les llamó y se sumaron, dejando a medias su viernes.

“Nunca se había dado algo así. Si no se hubiera ido al segundo donante lo hubiéramos perdido. Aunque no estamos preparados para hacer algo así, y menos ahora con el hospital lleno de pacientes de coronavirus y mucha gente dedicada a eso, se hizo un esfuerzo muy grande al que se sumaron cirujanos y anestesistas”, explica Javier Segovia, jefe de cardiología del hospital.

Desde que suena el teléfono comienza una carrera, esta sí de verdad, a vida o muerte. El tiempo que pasa desde que se extrae el corazón de alguien fallecido hasta que se implanta en el pecho de un enfermo tiene que ser el mínimo posible. Los médicos residentes Elsa Rivas y Daniel Martínez, ambos de quinto año, el último, acompañados de una enfermera, viajaron en ambulancia hasta el hospital donde había fallecido el primer donante.

Mientras tanto, en Puerta de Hierro ya se le había avisado al paciente A que había llegado el momento. Todavía los cirujanos residentes tenían que dar el ok al nuevo corazón, pero era mejor estar preparados e ir acelerando los trámites. El hombre llamó a su hijo, que fue al hospital para estar cerca de él.

Ya en el lugar, los cirujanos Rivas y Martínez entraron al quirófano y comenzaron a abrir el esternón. Sobre los dos pesaba que los dos anteriores corazones no habían sido válidos para este paciente. Abortar por tercera vez la misión era demasiado. El equipo acude a valorar el 40% de los corazones que le ofrece la ONT y, de esos, el 90% se trasplantan con éxito.

Los médicos abrieron el pericardio, en T invertida —cuentan ellos mismos—, comprobaron la aorta ascendente, que no hubiera placas coronarias, sin daños a la vista, que contraía perfectamente y no sufría ninguna arritmia. Mientras ellos hacían eso, otros equipos de cirujanos extraían el hígado y el páncreas para otros pacientes. En cuanto lograron tener el corazón en la mano, lo guardaron en frío y volvieron a toda prisa.

Una vez de vuelta se lo dejaron al equipo de cirujanos. Elsa Rivas se quedó para ayudar en el trasplante y Daniel Martínez volvió a agarrar una ambulancia en busca del segundo corazón. El paciente B ya había sido avisado. El A ya estaba intubado en quirófano. Las enfermeras desmontaron la asistencia mecánica, aunque se mantiene una circulación extracorpórea como red, por si algo saliese mal. Un cirujano implantó el corazón, que tardó en latir dos minutos. Esos dos minutos pueden parecer poco, pero ahí dentro, en un quirófano, velando por la vida de alguien que en ese momento tiene el pecho abierto, se hacen eternos.

“Ese es el momento más emocionante”, dice el cirujano Santiago Serrano Fiz, el médico que se ocupó, junto a la doctora Susana Villar, de la operación del paciente B. En su caso el corazón nuevo bombeó casi de inmediato. No hubo esos dos minutos de espera. Aunque no es que fuera un caso fácil. El corazón estaba muy pegado por las cirugías anteriores y tuvieron que despegarlo muy poco a poco, un proceso que les llevó horas. Al paciente B le habían puesto dos asistencias, un Ecmo y una Impella, un dispositivo de asistencia circulatoria. Una bomba que hace las veces del corazón.

La operación del paciente B empezó a las 22.00 y acabó a las 3.00 de madrugada. El tiempo de sutura se prolongó durante tres horas. “Fue muy laborioso, mucho trabajo, pero mereció la pena porque es una segunda oportunidad para estos dos pacientes que estaban tan graves”, añade el cardiólogo Manuel Gómez Bueno. El 80% de los pacientes UCI que reciben un trasplante sobreviven al año, y habitualmente tienen supervivencias largas con buena calidad de vida.

Era la segunda vez en España que se realizaban, a la vez, dos trasplantes cardiacos complejos. La primera se llevó a cabo en junio de 2020 en el hospital de Valdecilla, en Santander, según la ONT. El nefrólogo Rafael Matesanz, precisamente el creador de la ONT, un mito en el campo de los trasplantes, reconoce que lo ocurrido el viernes pasado en Puerta de Hierro no es nada usual, en primer lugar porque debe darse la casuística, y en segundo porque hace falta un gran número de profesionales que se desdoblen sus labores. “Es muy complicado logísticamente”, opina Matesanz por teléfono.

El paciente A y el paciente B se recuperan del trasplante tres días después. Ya saben que llevan el corazón de otro. Los médicos se enseñan unos a otros la foto de B con el pulgar hacia arriba, al enterarse de que las cosas habían salido bien. El jefe de cardiología, el doctor Segovia, puede que hasta ya les haya hecho una broma recurrente: “Tenía usted el motor de un Vespino y le hemos puesto el de un Ferrari”.

https://elpais.com/espana/madrid/2021-01-25/dos-corazones-latiendo-a-la-vez.html?utm_source=Facebook&ssm=FB_CM#Echobox=1611656705

Firman convenio Pro- Renal A. C. y Trasplante y Vida I.A.P., en beneficio de los pacientes renales.

 

La Donación Renal Pareada representa una nueva vía.

 

Promoverán la donación voluntaria en México, y cubrirá el 50% del costo de los estudios de histocompatibilidad de los pacientes integrados a la cadena de donación de Pro Renal. La Donación Renal Pareada representa una nueva vía para que los pacientes con un donador incompatible, puedan acceder a un trasplante de riñón.


Con el objetivo de apoyar a pacientes con enfermedad renal, el Centro Mexicano de Pro Donación Renal, A. C. (Pro Renal) y Trasplante y Vida I.A.P., firmaron un convenio que además de promover la donación voluntaria en México, cubrirá el 50% del costo de los estudios de histocompatibilidad para pacientes con bajo nivel socioeconómico, que estén integrados a la cadena de donación de Pro Renal.


En México la insuficiencia renal afecta a 120,000 mexicanos (INEGI), lo que la ubica como la 5ª causa de muerte en el país. De ellos 14,000 pacientes se encuentran en lista de espera para recibir un riñón de paciente fallecido o de donador compatible, pero gracias al Algoritmo de Compatibilidad creado por Alvin Roth, Premio Nobel de Economía 2012 y la Campaña 7-14-21, presentada en junio pasado por Pro- Renal, siete mexicanos de escasos recursos podrán obtener un trasplante de riñón, de otro donador vivo, convirtiéndose en la cadena de donación renal pareada más grande en México.


El Dr. Arturo Dib Kuri, Director General de Pro Renal, señaló “Nuestro objetivo principal es ayudar a que más mexicanos reciban un trasplante. Sabemos que el costo de una cirugía, los estudios de compatibilidad, hospitalización y recuperación, puede ascender a más de 500 mil pesos; costo que para muchos de los pacientes es difícil cubrir; por esta razón desde Pro Renal buscaremos estrechar lazos con otras organizaciones que persiguen y comparten nuestro objetivo, como los es Trasplante y Vida. Estamos seguros que uniendo esfuerzos podremos crear cadenas de esperanza para los pacientes renales en México.”


Por su parte Lic. Carolina Silva Oseguera, Presidente de Trasplante y Vida, compartió que al ser ella trasplantada de riñón, entiende las necesidades de los pacientes, dándose cuenta en este proceso, que la falta de recursos económico para adquirir el medicamento era uno de los temas que más preocupaban a pacientes y familiares. Por esta razón aseguró “que generar esta sinergia con Pro- Renal, permite ofrecer un apoyo mucho más integral a quienes encuentran en condición de vulnerabilidad socioeconómica y que requieren un trasplante renal para que recuperen su calidad de vida.”
Durante la firma del convenio, el Dr. Eric Vélez, Director Médico de Pro-Renal A.C. invitó a asociaciones, empresas y público en general a sumarse a la campaña 7-14-21, con la que se busca que, en 21 semanas, 14 parejas de paciente donador voluntario, permita que 7 pacientes renales reciban un riñón. Para lograr esta meta, se puede aportar libre de impuestos desde un peso, para ayudar a cubrir los gastos generales de los trasplantes.


Las personas interesadas en apoyar económicamente esta causa, así como los pacientes interesados en participar en dicho programa, pueden conseguir más información acerca de esta cadena de vida en https://www.pro-renal.com y en las redes sociales: http://www.facebook.com/ProRenalMx
http://www.twitter.com/ProRenalMx

Crecen trasplantes y donación de órganos.

 

El aumento fue de 23% Firman convenio Pro- Renal A. C. y Trasplante y Vida I.A.P., en beneficio de los pacientes renales% y 28%, respectivamente, en este sexenio.

21 mil 500 personas esperan a que se les trasplante un órgano o tejido, de acuerdo con el Registro Nacional de Trasplantes de la Ciudad de México.

En cinco años aumentó 28% la donación de órganos y tejidos de donadores fallecidos, e incrementó 23% los trasplantes de órganos debido a los esfuerzos institucionales sobre la conciencia de la donación de órganos, aseguró el director general del Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra), José Salvador Aburto Morales.

De acuerdo con el Cenatra, en 2012 había 3.6 donantes de órganos por muerte encefálica, y en 2017 aumentó a 4.5 donantes por cada millón de habitantes. Mientras que en trasplantes aumentó de 3 mil 988, en 2012, a 4 mil 938, en 2017.

Destacó que anteriormente de 10 mexicanos siete estaban en contra y 3 en favor de la donación. Hoy en día se ha logrado revertir esta anuencia a la donación, pues de cada 10 mexicanos 7 están a favor de la donación.

Enfatizó que a lo largo de la administración se han creado centros estatales de trasplantes que han colaborado en el incremento de intervenciones.

El director del Registro Nacional de Trasplantes, José André Madrigal Bustamante, informó que actualmente hay 21 mil 500 personas en espera de un órgano o un tejido, de las cuales 13 mil 700 espera de un riñón y en segundo lugar, más de 7 mil personas que se encuentran en la espera de una córnea. “Para atender a estas 21 mil 500 personas, no tenemos los suficientes donantes”, señaló Madrigal, quien consideró urgente aumentar la donación de órganos de fallecidos. Destacó que la Ciudad de México, Estado de México, Aguascalientes, Nuevo León, Querétaro y Jalisco son los estados que más donadores albergan.

Los especialistas reconocieron el apoyo de la PGR para el traslado de órganos entre los centros hospitalarios de los estados: en dos años han realizado 88 traslados, con los que se han hecho 125 trasplantes, principalmente de hígado, debido a que este órgano requiere de 6 horas para ser trasplantado.

El director del Cenatra destacó que el reto es invertir las cifras de donación de órganos y tejidos en vida por donaciones cadavéricas. Por su parte,  el titular de la coordinación técnica de Donación y Trasplantes del IMSS, Alfonso Yamamoto Nagano, informó que, gracias a los esfuerzos realizados, actualmente entre 70 y 89% de la población está a favor de la donación de órganos.

http://www.excelsior.com.mx/nacional/2018/02/22/1222043

¿Vas a donar tus órganos? El Senado aprueba cambios en el sistema de donación.

 

La donación de órganos en México será tácita para las personas mayores de 18 años

 

El Senado de la República aprobó por unanimidad cambios a la Ley General de Salud para modificar el sistema de donación de órganos, pues ahora toda persona será un potencial donador, a menos que haya manifestado lo contrario en un escrito.

El decreto avalado con 75 votos a favor y una abstención —y que será turnado a la Cámara de Diputados— establece que las personas mayores de edad, en automático, tendrán que donar sus órganos en caso de que se les declare la muerte y estos puedan ser utilizados. Lo anterior, a menos de que en vida hayan dejado voluntad expresa de no ser donadores.

La reforma a los artículos 320, 321, 322, 324, 325, 326 y 329 de la Ley General de Salud, que fue turnada a la Cámara de Diputados para su aprobación, busca motivar y proteger la donación de órganos y tejidos.

En su Capitulo II de Donación a los artículos 320, 321, 322, 324, 325, 326 y 329, que habían sido modificados por última vez en el 20 de abril del 2015 y publicados en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

Antes de su modificación, explicaban que: “toda persona es disponente de su cuerpo y podrá donarlo, total o parcialmente”, sin especificar la edad y con el consentimiento tácito del donador como parte del requisito para que, en vida o muerte, su cuerpo o cualquiera de sus componentes pudiesen ser utilizados para trasplantes.

“Habrá consentimiento presunto del donante cuando no haya manifestado su negativa a que su cuerpo o componentes sean utilizados para trasplantes”, se indica en la reforma avalada.

“El escrito por el que la persona exprese no ser donador, podrá ser privado o público, y deberá estar firmado por éste, o bien, la negativa expresa podrá constar en alguno de los documentos públicos, o medios electrónicos, que para este propósito determine la Secretaria de Salud, en coordinación con otras autoridades competentes”, se añade.

Asimismo, se establece que el Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra) garantizará que ni el receptor de un trasplante o su familia conozcan la identidad del donante ni los familiares del donante conozcan la identidad del receptor.

“Con la disposición de un solo donador de órganos, se abre la posibilidad para que una persona prolongue su vida y mejore la calidad de ella, de ahí la trascendencia de esta reforma”, expuso en entrevista el presidente de la Comisión de Salud del Senado, Salvador López Brito.

Actualmente, México no figura entre los 20 países que conforman el ranking de países por pacientes trasplantados, de los cuales figuran en los primeros tres lugares: España, Estados Unidos y Bélgica, según datos del Registro Mundial de Trasplantes.

En el país existen 21,809 personas en espera de donación de órganos, de los cuales figuran principalmente: 14,162 personas esperan recibir un trasplante de riñón; 7 mil 209 más se encuentran en la espera de recibir un trasplante de córnea, 364 personas esperan un trasplante de hígado; 53 personas más esperan un trasplante de corazón y 12 personas se encuentran en lista de espera para recibir un trasplante de páncreas, según datos del Cenatra.

En lo que va del 2018 se han realizado 1,842 trasplantes reportados durante el 2018, según Datos del Registro Nacional de Trasplantes.

 

https://www.animalpolitico.com/2018/04/donacion-organos-senado-cambios/

ROMPEN MITOS SOBRE DONACIÓN DE ÓRGANOS.

A través de las redes sociales, Seremos Héroes ha logrado llegar a los jóvenes de todo México, y abrir el tema de la donación de órganos entre familiares y amigos.

 

Presentará Trasplante y Vida IAP su reporte anual de resultados y testimonios de pacientes trasplantados en coctel a realizarse el 24 de octubre.

 

Ciudad de México, octubre 2017 – Desde su lanzamiento, Seremos Héroes ha buscado llegar a las familias mexicanas por medio de los jóvenes. Rápidamente, la campaña ha puesto el tema de la donación de órganos en las conversaciones familiares.

“Nuestro principal objetivo es que llegar a más gente, que sepan que lo más importante que pueden hacer para donar sus órganos es platicarlo con su familia, que ellos sepan su voluntad, pues en México, aunque una persona quiera donar sus órganos, quiera ser un héroe que done vida a otros y se inscriba en el registro del Centro Nacional de Trasplantes (CENATRA), el consentimiento final lo dará un familiar. México necesita que las familias conozcan la voluntad de sus seres queridos”, comenta Antonio Corvera, líder de la campaña Seremos Héroes.

Seremos Héroes busca romper mitos y prejuicios, al mismo tiempo que resuelve dudas a través de las redes sociales con información muy directa y clara.

“Hemos escuchado muchos mitos alrededor de la donación de órganos, y entre más se abre el tema, muchos jóvenes de todas partes del país nos han hecho llegar sus dudas al respecto, por lo que creemos que es prioridad ofrecerles respuestas e invitarlos a que transmitan la información correcta con otros que tenían esas mismas inquietudes.  Donar órganos, salva vidas, así de sencillo.  Necesitamos más héroes pues la lista de personas que necesitan un trasplante es cada día mayor y la lista de donadores no ha ido creciendo a proporción”.

 

Seremos Héroes ofrecerá un coctel, en conjunto con Trasplante y Vida IAP, donde se darán cita médicos, pacientes trasplantados e invitados especiales el martes 24 de octubre al sur de la Ciudad de México.

Durante el evento, Carolina Silva, presidenta del patronato de Trasplante y Vida I.A.P., presentará un informe de los resultados durante 2017 y las proyecciones para el próximo año.  También, pacientes trasplantados ofrecerán su testimonio y se hará un homenaje a los héroes anónimos que decidieron donar sus órganos, brindando una nueva oportunidad de vida a muchos mexicanos.